CELEBRIDADES

 
 

No es casualidad que la gran mayoría de celebres, e ilustres hijos de Campillo que aquí señalamos lo hayan sido por los servicios prestados en la iglesia. No solo los caballeros Sanjuanistas fueron los primeros moradores de estas tierras, sino que con el paso de los siglos, el pueblo ha continuado teniendo relación estrecha con esta orden, hasta el punto de que uno de sus hijos mas ilustres, del hábito de San Juan, llegó a ser Obispo de Malta. Conocida y reputada es la labor religiosa Sanjuanista.

 

FRAY LUCAS BUENO

 
 

“A 14 de abril año 1599 se baptiçó un hijo de Lucas Bueno y de María Nuño, cónyuges, llamose Lucas, y fue su compadre Clemente el viejo” .

Lucas Bueno era el cuarto hijo de la familia formada por Lucas Bueno yMaría Nuño, sus hermanos fueron: Ana, nacida el 6 de febrero de 1589, María el 25 de febrero de 1593, Juana el 20 de abril de 1597; apadrinada por el notario Diego Lozano, el 29 de octubre de 1600 Petronila, el 3 de febrero de 1602 Pedro y el 25 de marzo de 1605 Josepe, del que fue padrino su tío Antón Bueno.

Estando en tierras de los Hospitalarios, estudió con ellos y tomó el Hábito de San Juan, igual que lo haría su hermano menor Josepe (que sería prior de Campillo y que murió el 16 de agosto de 1637, en dicho lugar, un año después que su madre, muerta el 17 de agosto de 1636). Su fama de hombre virtuoso le acompañó siempre. Aunque no constan documentalmente sus estudios, sí se sabe que el día 4 de Junio de 1629, a la edad de treinta años por tanto, tomó posesión de la diócesis de su pueblo, siendo prior de la misma durante año y medio, hasta que fue nombrado comendador de La Almunia y Samper de Calanda y , preconizado obispo de Malta en 1663 fue consagrado en 1666, después le honraron en Roma con el arzobispado de Rossano y de Tesalónica, y llegó a ser Gran Maestre de la Religión o de la Orden de Malta.

 
 
 

Tampoco estuvo mucho tiempo como comendador de la Almunia y Samper de Calanda, pues, habiendo sido nombrado Gran Prior de la Religión , hubo de partir hacia Malta, donde ejerció su ministerio en La Valetta , sede del obispado, (por entonces ejercido por el también aragonés Fray Miguel Juan Balaguer) y de la Orden. A la muerte del titular, acaecida el día 5 de Diciembre de 1663, la Santa Sede nombró obispo de Malta a D. Lucas Bueno. Tardó éste en tomar posesión del obispado, pues el campillense se oponía a satisfacer cierta pensión que la costumbre había establecido fuera pagada por los obispos electos al virrey de Sicilia, con cargo a los fondos del obispado. El prelado maño se apoyaba en un decreto del Papa Urbano VIII para rechazar tal imposición, y por ello residió bastante tiempo en la ciudad de Roma, donde alcanzó la dignidad de Arzobispo de Tesalónica y Rossano.

Por fin regresó a Malta, dando ejemplo de abnegación y sacrificio por los demás, especialmente cuando en 1665, se declaró en toda Europa una epidemia de peste, que diezmó la población, y de la que Malta no quedó inmune.

El 15 de Diciembre de 1666, tomó posesión del obispado, siendo autorizado por el Papa Alejandro VII para conservar el título de Arzobispo de Tesalónica y Rossano.

Su celo apostólico y austeridad le granjeó algunas enemistades. En 1668, convocó un Sínodo Diocesano, en el que intentaba reformar las costumbres del clero a su cargo, así como de los principales de la isla, haciéndolas más austeras y tratando de corregir situaciones que el veía como injustas.

Dicen las crónicas que los disgustos que hubo de padecer le causaron tal padecimiento moral, que acabó llevándole a la tumba. Falleció el 7 de Septiembre de 1669, siendo sepultado en la iglesia conventual de la Orden , en La Valetta.

 

JUAN ASENSIO MARCO

 

Dr. D. Juan Marco, Arcediano de la ciudad del Pilar y natural que era de Campillo;. Fue hijo de Ibañez Marco y de María Lozano. Hizo a sus expensas trabajos en la ermita de Santa Lucía, o iglesia de abajo, así llamada por estar en la parte baja del pueblo. Ademas de los trabajos en esta iglesia, se debe al arcediano Juan Marco la traída de la mayor parte de las reliquias que en ella se guardan; la institución en el año 1575 de la Cámara de Misericordia, para la que dio un censo de 212 cahíces de trigo y 300 de centeno, hallándose los datos de su fundación en las notas del notario García Ojo en los años 1575 y 1579. Y en las del notario Juan Ruiz Dalda del año 1587, se hallará la facultad que dio el dicho arcediano a los jurados y consejo, para que lo puedan emplear, el censo, en una cantidad de 13 libras jaquesas, para arreglar la fuente. Dejó tambien al maestro 5 libras para que enseñe a los niños la Doctrina Cristiana. El resto, hasta 50 libras para los pobres, cada año. Estas 50 libras proceden de un censal que el dicho arcediano cargó sobre el estado de Camarasa, y. el tal censal era de 1.000 libras, estando también obligados por el los lugares de Ricla, Muel y Alfamén, y que fue cedido a Campillo para la fundación de esta Cámara de Misericordia y para el maestro, arreglo de la fuente y para los pobres.

Ilmo. señor Licenciado Juan Asensio Marco, Arcediano de Daroca, está sepultado en la capilla de San Marcos de la "Iglesia Metropolitana del Aseo de Zaragoza”

 

MARTIN SANCHEZ

 
 

Martín Sánchez, natural de este lugar y Racionero de la catedral de la Seo de Zaragoza. Era el Fundador de la capilla de Nuestra Señora del Populo; capilla esta que es una de las cuatro laterales de la iglesia, y hoy medio olvidada por el pueblo, casi nadie conoce la advocación de esta Virgen.
Sepultóse al Racionero Martín Sánchez en su capilla, delante del altar, "more solito". Dejó en su testamento que se dijesen 400 misas por su alma, y un legado para su capilla de 200 sueldos de propiedad, y 200 de pensión. Una pieza para que se vendiera y de lo que se sacase de ella: para el hospital de este pueblo, y 120 sueldos para el hospital general de Zaragoza, dando también para el de los niños de esta ciudad 5 libras y para el de las niñas otras 5.

 

ANTONIO MATEO

 

El 26 de noviembre de 1668 fue bautizado Antonio Alba Mateo, que años después ingresó como agustino descalzo y, yendo como misionero a Filipinas, llegó a ser prior del convento de Manila.

 

DOMINGO TIRADO BENEDI

 

Domingo Tirado Benedí, nació en Campillo de Aragón en la casa de unos agricultores. En 1913 se trasladó a Zaragoza para matricularse como alumno oficial de la Escuela Normal de Maestros, estudios que concluyó en 1917 con un expediente muy brillante. El 4 de agosto de 1928, contrajo matrimonio con Sotera Lázaro Alonso, natural, como el propio Tirado Benedí, de Campillo de Aragón.
Tirado Benedí obtuvo destino en Biota (Zaragoza). Decidió aprovechar la posibilidad de promocionarse profesionalmente firmando las oposiciones al cuerpo de inspección. En diciembre de 1934, la revista profesional zaragozana La Educación publicaba una nota de felicitación para los maestros aragoneses que habían ganado plaza de inspectores en las oposiciones que acababan de resolverse, encontrándose Tirado Benedí entre los felicitados. Preocupado por todas las cuestiones relacionadas con la profesión, Domingo Tirado Benedí fue el impulsor de la Cooperativa Pedagógica Española. Rodolfo Llopis, primer director general del Ministerio de Instrucción Pública de la II República, estaba afiliado a esta cooperativa.
En plena Guerra Civil, Domingo Tirado Benedí fue director de una Colonia Escolar en la provincia de Barcelona, que cobijaba niños procedentes, principalmente, del País Vasco. Aunque afiliado a Federación Española de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) no fueron razones exclusivamente políticas las que le llevaron a abandonar España. En 1938 fue movilizada por el Gobierno de la República la última quinta, la de los muy jóvenes -por esta razón se llamó "la quinta del biberón"- y también la de personas de cuarenta años, los que tenía Domingo Tirado Benedí en este momento. En 1939 cruzó la frontera francesa con sus compañeros de batallón y fue destinado al campo de refugiados de Livron, cerca de la costa mediterránea. Termino exiliado en México.

 

Pocos años después de llegar a México, Domingo Tirado Benedí ingresó en el sistema educativo mexicano, concretamente en la Secretaria de Educación Pública, después de obtener la nacionalidad mexicana (1942). También fue profesor de la Escuela Normal de Maestros y, más tarde, de la Universidad Nacional Autónoma de México. Santiago Hernández narra en sus memorias que cuando a finales de 1947 él y Domingo Tirado Benedí recibieron la invitación de Francisco Larroyo para colaborar en la recién creada Dirección de Enseñanza Normal, él abandonó el Colegio Madrid e ingresó en la enseñanza oficial mexicana, pero Domingo Tirado Benedí ya estaba ella desde 1943, con el cargo de pedagogo A. Fue traductor emérito de la UNESCO. En el libro Problemas de organización escolar (México, D.F., Ediciones Nueva España, 1945) . Su primera obra en el exilio -La ciencia de la Educación- la redactó en colaboración con Santiago Hernández Ruiz. La primera edición (1940) para Atlante. Algunas de sus obras mas significativas:
La enseñanza de las ciencias de la naturaleza. México, Luis Fernández editor, 1958. Con prólogo de Santiago Hernández Ruiz. Colección Ensayos Pedagógicos.
Antología Pedagógica de San Agustín. México, Fernández editores, 1963.
El problema de los fines generales de la educación y de la enseñanza. México, Fernández editores, 1960.
Sociología de la educación. México, Fernández editores, 1962.
Cómo enseñar la Aritmética y la Geometría. México, Ediciones Educación, 1944.
Métodos de educación y de enseñanza. México, editorial Orión, 1945.
Psicotecnia de la Educación. México, Ediciones de la Secretaría de Educación Pública, 1946.
Psicotecnia de la Educación. México, Librería Herrero Editorial, 1957.
Técnica de la investigación pedagógica. México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1967.
En el Distrito Federal de México, desde 1981, una escuela lleva el nombre de Domingo Tirado Benedí